jueves, 31 de agosto de 2017

Vídeo: ¡ Salvemos el Castillo de OVERA !!






¡¡SALVEMOS EL CASTILLO DE OVERA...!!

Las redes sociales se han convertido en uno de los instrumentos de comunicación y reivindicación más influyentes. Es el caso de Facebook y Twitter, principalmente los máximos representantes de estas nuevas tecnologías de comunicación, y que se han convertido para los vecinos de Overa en el perfecto vehículo para continuar la lucha iniciada hace ya más decinco  años para que el castillo de Overa, uno de los símbolos de la localidad, no termine siendo un montón de escombros.
Por esta razón, colectivos como Overa Viva, que cuenta con perfiles en ambas redes sociales así como un blog, ha comenzado una campaña con el lema Salvemos el castillo, ¡Yo me sumo! para conseguir la implicación de todas las administraciones y salvar un monumento que data de la época árabe.

Desde el colectivo señalan que el primer paso que hay que dar escomprar los terrenos donde se asienta el Castillo, la medina y el cementerio árabe. En total son unos 10.000 metros cuadrados. "El Ayuntamiento empezó a hacer algunas gestiones pero todavía es de una docena de vecinos sin ningún valor para ellos", señalan.

En segundo lugar, inciden en la imperiosa necesidad de elaborar un proyecto de consolidación de la Torre y el vallado de todo el recinto.

Y por último, ejecutar el citado proyecto "para evitar que se caiga la torre y se siga expoliando y destruyendo todos los restos arqueológicos", denuncian.

Para ello han pedido en numerosas ocasiones la implicación del Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía pero por el momento no han conseguido llegar a buen puerto.

Hay que recordar que es en Overa donde se sitúa el castillo junto a la barriada de Santa Bárbara que, por su extensión, debió de ser el más importante de su época. Situado en la cima de la estribación de la Sierrecica, parece comunicarse con los restos de los castillos de Zurgena, Cantoria, Purchena y Serón, poblaciones que ofrecían una asegurada vanguardia del resto de los pueblos pertenecientes al Reino de Granada, que comprendía la totalidad de la cuenca del Almanzora; vestigios a los que hay que añadir los de Palacés, Abejuela, El Saltador y Torrejón.

EL DEFENSOR DEL PUEBLO DE ANDALUCÍA CON EL CASTILLO DE OVERA 2016



IDEAL DE ALMERIA

La única torre del Castillo de Overa en peligro de caer si sigue el abandono

Las ruinas alrededor no quieren augurar más ruinas. / J. Pardo

 ·    El Defensor del Pueblo Andaluz insta a las administraciones a tomar las medidas necesarias para evitar perder este patrimonio histórico

·         Jennifer Simón | huércal-overa 26 septiembre 201600:36
«El Castillo de Overa es una de las piezas arqueológicas medievales más interesantes de la provincia, compuesto por población, Castillo, Alcázar y Torre». «El Castillo de Overa es un dulce». Son algunas de las frases que pronunció Salvador Fontela, Doctor en Historia, durante la conferencia que dio en Huércal-Overa hace unos días, y en la que avanzó algunos datos del estudio sobre el Castillo que están llevando a cabo.
De este importante 'resto' de la historia de la zona solo queda una torre, pero, si se continúa como hasta ahora, haciendo caso omiso a las peticiones de los ciudadanos que aman su patrimonio, a lo mejor, más pronto que tarde, ya no queda nada. Eso sin contar con que el expolio deje algo que estudiar del importante conjunto que representa todo el alrededor y al que «habría que someter a una rigurosa excavación arqueológica, ya que sin esta información el proyecto de restauración generaría resultados inadecuados», según apuntó el arquitecto Sergio Juan Díaz Parra.
Todo ello viene a confirmar cuánta razón llevan teniendo los vecinos de la Overa, agrupados en Overa Viva, en cuanto a su lucha desde hace más de cinco años para que se tome en cuenta la necesidad de cuidar, conservar y rehabilitar esta parte de la historia y del patrimonio de todos.
«Para los integrantes de Overa Viva, es una enorme satisfacción que investigadores e historiadores de tal prestigio hagan manifiesto público de la importancia que tiene el Castillo de Overa y de la urgencia en conservar y restaurar esta joya de nuestro patrimonio histórico», apuntaron.
Las administraciones parece que todavía no han tomado conciencia y, por ello, ha tenido que tomar cartas en el asunto el Defensor del Pueblo Andaluz quien abrió de oficio una queja y resolvió hace poco más de un mes. Insta a Ayuntamiento y Junta a tomar las medidas que sean necesarias para evitar perder la torre que queda del Castillo de Overa, torre cuya base está muy erosionada, lo que puede suponer que cualquier movimiento sísmico u otro fenómeno terminen tirándola.


Tirón de orejas
Fue el pasado 23 de abril de 2015 cuando el Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, acordó incoar queja de oficio (tras ver las informaciones en medios de comunicación) ante el Ayuntamiento de Huércal-Overa y la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de Almería en relación con el estado de conservación del Castillo o Torre de Santa Bárbara.
El Defensor del Pueblo insta a las administraciones a actuar con urgencia
Tras pedirles explicaciones sobre qué habían hecho hasta el momento para evitar perder un patrimonio histórico que además fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) en 1993, se llegó a la conclusión de que, efectivamente, no se han tomado todas las medidas posibles.
De hecho, el Consistorio anunció que va
llaría la zona, pero eso no se llevado a término, y también aseguró el alcalde, Domingo Fernández, que realizarían los trámites para conseguir que fuera un bien público, algo que tampoco se ha hecho.

En concreto, el Ayuntamiento huercalense responde el 9 de junio al Defensor del Pueblo como sigue: «no se ha procedido a adoptar ninguna medida en orden a su rehabilitación, ni se ha procedido a a su vallado. Tras varias reuniones con la Delegación Territorial de Educación, Cultura y Deporte de Almería en 2013 y 2014, sobre vallado y puesta en valor del Castillo de Santa Bárbara y ante la imposibilidad de contactar con los propietarios catastrales de dichos terrenos y la insuficiencia presupuestaria del Ayuntamiento para acometer dicha actuación, por parte de esta Corporación se desistió de realizar ninguna actuación. No obstante, cuando la situación económica del Ayuntamiento, así lo aconseje, se podrán retomar las acciones previstas».
 

AL DETALLE


Un mes antes, el 4 de mayo, la delegación de Cultura, había también respondido al Defensor, asegurando, entre otras cosas, que tras varios contactos con el Ayuntamiento, y tras informarle sobre el grave deterioro de la Torre de Santa Bárbara, «se ofreció asesoramiento técnico tanto para vallar la zona como para redactar un proyecto de consolidación». Según la delegación, el alcalde les dijo que se pondría en contacto con los propietarios para conseguir que fuera terreno municipal, también se visitó el lugar para poner estacas donde se pondría el vallado, sin embargo, desde febrero de 2015, «hasta el día de la fecha, se ha presentado aún ningún proyecto de vallado ni de consolidación de los restos del castillo. Tampoco tenemos constancia de las posibles negociaciones entre Ayuntamiento y propietarios», afirma.
Ante todo ello, Maeztu resuelve que se «identifiquen las titularidades del inmueble, a fin de dirigir las actuaciones en orden al cumplimiento de sus obligaciones de cuidado y mantenimiento», y que «caso de no resultar viable las acciones que conminan al cumplimiento de tales obligaciones, se proceda a la ejecución subsidiaria de las medidas de conservación estimadas, recabando las ayudas y apoyos que la legislación establece para fomentar este tipo de medidas. En último término, como establece la Ley, en su caso, se evalúe la expropiación del bien».
Una niña observa el deterioro de la base del último vestigio que queda del que fue el Castillo de Overa. Izquierda: Al fondo, desde el puente, la torre de Santa Bárbara. / J. PARDO 

Lo Más

TAGS



LA VOZ DE ALMERÍA, 25 SEPTIEMBRE 2016

La Torre de Santa Bárbara, en peligro

El Defensor reclama una intervención en la fortaleza y busca a sus propietarios
25/09/2016, 13:13
Europa Press


Aspecto actual de la Torre de Santa Bárbara.  JUAN PARDO.
·  ·  ·  ·  La Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz ha tramitado una queja de oficio en relación al estado de conservación de la Torre de Santa Bárbara de Huércal-Overa, por lo que ha recomendado que se identifiquen a los titulares del inmueble para trasladarles las actuaciones necesarias a fin de mantener el inmueble o que, en su caso, se proceda a la ejecución de obras subsidiarias para garantizar su conservación.
Según indica la resolución, consultada por Europa Press, fue en abril del pasado año cuando el Defensor acordó incoar queja de oficio tanto ante el Ayuntamiento de Huércal-Overa como ante la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía debido al estado de conservación del BIC, construido en el siglo XIII, y del que quedan restos de sus torres.
Según explica el órgano que preside Jesús Maeztu, desde el Consistorio se ha señalado que no se ha adoptado "ninguna medida" de rehabilitación, por ser este inmueble de propiedad privada, así como tampoco se ha procedido a su vallado perimetral, debido a la "insuficiencia presupuestaria" del Ayuntamiento para tal fin.
Deterioro Asimismo, la Delegación de Cultura asegura que remitió un escrito a la administración local para advertir del deterioro del inmueble, ante lo que le ofreció “asesoramiento técnico tanto para vallar la zona como para redactar un proyecto de consolidación” a la vez que se informó de la necesidad de que el edificio pasara a ser de titularidad pública.
El Defensor señala en su escrito que el inmueble afectado “ostenta una especial singularidad, ya que se trata de un inmueble declarado Bien de Interés Cultural e inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico de Andalucía, con lo que la información de la delegación ratifica de manera preocupante el estado de dicha Torre al declarar que el edificio está muy deteriorado, especialmente en las zonas bajas del muro y tercio de altura, con posibilidad de derrumbe de algún paño del mismo, sobre todo en las esquinas o el desprendimiento de mampuestos de la parte alta”.
Conservación
“De la información aportada por esa Delegación Territorial y el propio Ayuntamiento, parece posible colegir que tal deber de conservación no se ha materializado en actuación alguna, más allá de las iniciativas de impulso y de asesoramiento que, oportunamente, ha realizado la Delegación”, ha manifestado el defensor.
Con esto, recuerda el Defensor que la “aparente imposibilidad” de dirigir a los titulares las medidas u obras de conservación “deben ir seguidas, subsidiariamente, de la aplicación del siguiente nivel de intervención de las autoridades”, especialmente en materia de seguridad, por lo que considera “especialmente oportuno” acometer el vallado del inmueble.


Ruinasdel Castillo de Overa en torno a la torre principal. J.Pardo



DIARIO DE ALMERIA

Facebook y Twitter para salvar el castillo de Overa

Campaña en redes sociales para salvar este patrimonio histórico que puede derrumbarse
Norberto López | Actualizado 11.01.2015 - 05:01
zoom
Imagen difundida en las redes sociales.
Share
Las redes sociales se han convertido en uno de los instrumentos de comunicación y reivindicación más influyentes. Es el caso de Facebook y Twitter, principalmente los máximos representantes de estas nuevas tecnologías de comunicación, y que se han convertido para los vecinos de Huércal-Overa en el perfecto vehículo para continuar la lucha iniciada hace ya un par de años para que el castillo de Overa, uno de los símbolos de la localidad, no termine siendo un montón de escombros.

Por esta razón, colectivos como Overa Viva, que cuenta con perfiles en ambas redes sociales así como un blog, ha comenzado una campaña con el lema Salvemos el castillo, ¡Yo me sumo! para conseguir la implicación de todas las administraciones y salvar un monumento que data de la época árabe.

Desde el colectivo señalan que el primer paso que hay que dar escomprar los terrenos donde se asienta el Castillo, la medina y el cementerio árabe. En total son unos 10.000 metros cuadrados. "El Ayuntamiento empezó a hacer algunas gestiones pero todavía es de una docena de vecinos sin ningún valor para ellos", señalan.

En segundo lugar, inciden en la imperiosa necesidad de elaborar un proyecto de consolidación de la Torre y el vallado de todo el recinto.

Y por último, ejecutar el citado proyecto "para evitar que se caiga la torre y se siga expoliando y destruyendo todos los restos arqueológicos", denuncian.

Para ello han pedido en numerosas ocasiones la implicación del Ayuntamiento, la Diputación Provincial y la Junta de Andalucía pero por el momento no han conseguido llegar a buen puerto.


Hay que recordar que es en Overa donde se sitúa el castillo junto a la barriada de Santa Bárbara que, por su extensión, debió de ser el más importante de su época. Situado en la cima de la estribación de la Sierrecica, parece comunicarse con los restos de los castillos de Zurgena, Cantoria, Purchena y Serón, poblaciones que ofrecían una asegurada vanguardia del resto de los pueblos pertenecientes al Reino de Granada, que comprendía la totalidad de la cuenca del Almanzora; vestigios a los que hay que añadir los de Palacés, Abejuela, El Saltador y Torrejón.

Una zona arqueológica de varias hectáreas llenas de restos de nuestro pasado. j.pardo
VÍDEO: ¡¡SALVEMOS EL CASTILLO DE OVERA..!!

https://youtu.be/nqoPFexZeaw




















miércoles, 30 de agosto de 2017

¡ CARACOLES...! por Juan Pardo Valera



¡ CARACOLES…!!



     El sonido de la lluvia me podría traer tantos recuerdos, tantos momentos vividos, tantas sensaciones imborrables…Pero no, hoy no; hoy sólo afloran en mi mente y en mis añoranzas caracoles, mi vida junto a los caracoles…

     Tendría apenas cinco años cuando subí por primera vez al Cerrico, tras una tormenta de verano, y entre sus brillantes piedras lunares, aparecían, tímidos, docenas de pequeños y blancos caracoles.


-          Ni se te ocurra tocarlos, no son buenos, no se comen…Son caracoles “gitanos”- dijo Diego de Paco, cuatro años mayor y para mi una autoridad en eso y tantas cosas-.
 

Fue una experiencia rozando la brujería, que aquellos seres diminutos y escondidos en las entrañas de la tierra, salieran a la superficie y se mostraran por la magia de la lluvia. Contemplé por mucho rato su lento caminar entre las toscas y bojas, y yo con el poder de un pequeño dios que podía cogerlos y hacerles recorrer una y varias veces el camino recorrido; determinar su vida. Receloso del misterio que envolvía a esos pequeños seres y los hacia malos para mi y nuestra especie humana.




     Algunos años después, con mi hermano cogido de la mano, acompañaba a mi madre a los huertos de naranjos de “encima la huerta” a recolectar caracoles del pago, Cientos de caracoles que se apiñaban en los troncos de naranjos, limoneros y en los caballones de siscas de las acequias de riego. De nuevo la lluvia les incitaba a sacar sus cuernos e iniciar infinitos caminos de metros en busca de alimento y otras necesidades. Un poco después descubrí, en el libro de ciencias de tercero, que los caracoles eran hermafroditas… Grandes caracoles oscuros y rayados acompañados de decenas de hijos más pequeños, más claros y con las rayas incipientes de un futuro incierto…La fritada picante de caracoles del huerto fue un aperitivo frecuente en mi casa en estas épocas…




     Ya en mi adolescencia acompañe un día lluvioso de otoño a mi padre a buscar caracoles serranos al monte. Empezamos a buscar por el cerro de Las Panochas y el cerro Blanco, luego fuimos al Peñascar. Llevamos un cachulero de esparto con un curioso sistema de apertura para ir introduciendo los caracoles. Los caracoles serranos se consideraban un manjar exquisito y no todo el mundo sabía encontrarlos, su color pardusco les hace mimetizarse con el terreno y pasar desapercibidos para el ojo humano, sobre todo si son ojos poco habituados a este menester… Apenas encontramos dos docenas, pero suficientes para unos magníficos gurullos con caracoles que mi madre empezó a preparar cuando salió la expedición…




    Muchos años después en mis largos paseos para hacer fotos de los lugares mágicos de Overa me he encontrado con algunas de las escasas “Chapetas” que aún quedan en nuestros montes…Es una animal bellísimo y muy curioso del que apenas quedan unos pocos ejemplares y que están protegidos por la ley y debemos respetar. Tengo que reconocer que no hace muchos años fui invitado a un arroz con chapetas y es una comida de dioses (una razón más para procurar que no se extingan y poder seguir disfrutándolas en el futuro…).




    En mis viajes he probado sublimes platos elaborados con caracoles: Barcelona, Paris, Brujas...etc. Pero el sabor de lo autentico, el sentimiento de recolectar, cuidar, ayudar a elaborar y comer con seres queridos, como en Overa, no lo he vuelto a disfrutar.



     Así que, permitidme la licencia, en estos días lluviosos vuelvo a revivir todos los momentos de felicidad, de placer, de raíces compartidas… Y que mi corazón vuele hasta esa vieja casa de la Ermita y reviva lo que nunca se puede olvidar…Mis profundas raíces en las tierras, costumbres y vivencias de mi Overa.
 http://overaviva.blogspot.com.es/2013/08/a-nuestro-gusto-cocina-para-hacer.html