martes, 24 de junio de 2014

EL ORIGEN DE LA FIESTA DE LA BREVA EN LOS NAVARROS, OVERA. Por Isabel Castelló Bonillo. Idea Paqui Parra.

Aún hoy se recuerda con nostalgia esta fiesta ya desaparecida… La Fiesta de la Breva.

En los años 50, en Los Navarros (Overa),  se celebraba esta fiesta. Coincidía con la onomástica de San Juan y su organización y preparación eran muy sencillas, acordes con esos tiempos. Se hacía la verbena con "papelillos" de colores y se pegaban con harina de trigo; se cogían unas brevas y se colgaban en el cordón de la verbena.
Comenzaron a celebrarse delante de la casa de Pascual Alarcón, "el Tardío" como coloquialmente se le conocía. Su mujer, Francisca de Ramona, nos hacía ese día caramelos con azúcar y una almendra en el centro a todos los niños. Como palo para el caramelo, un trozo de caña, eso sí, bien hecho. Y listo, ya estaba la piruleta!! Recuerdos imborrables...
Pascual Alarcón, "el tardío" y su familia. Emigró a Argentina en 1956.
La Casa que iba a ser destinada como bar, se distinguía del resto porque en su puerta tenía pintada una breva. El bar consistía en una caja de dulces de Cantoria y unas botellas de anís y otras de coñac.  
Vecinos de Los Navarros durante La Fiesta de La Breva.
La animación corría a cargo de “el Ramblas” con su acordeón o Juan de Dios. A la puerta de la casa donde se celebraba la fiesta de la breva, acudían todos los vecinos para echar unos bailes al ritmo del acordeón y con el ánimo de pasar un rato divertido, dejando a un lado los pesares y los malos tragos que en esa época difícil se vivían en Overa. Ah, y hasta corrida de cintas se hacía en los primeros años!
Jóvenes de Los Navarros disfrutando de la diversión.
¡ Era todo un éxito que una barrida tan pequeña hiciera su fiesta en honor a San Juan! 
Uno de los vecinos muy queridos por todos, era Juan Sánchez (Juaripe), abuelo de Mari Carmen, Rupe y Paqui Parra. Conocido por todos por su carácter afable y su bondad. Como trofeo si en esas fiestas nos portábamos bien, nos juntaba en la puerta de su casa y nos daba "pastillas Juanola", ya que no existían las chuches. En el día de la fiesta, a los niños y niñas  nos pintaba las brevas en el brazo a forma de " tatuaje”. ¡Era toda una novedad…!

En Junio de 1.996, después de bastantes años sin hacer fiesta, vuelve a esta barriada ese espíritu festivo y un grupo de jóvenes se anima y deciden volver a organizar de nuevo “La Fiesta de la Breva”. La noticia fue acogida por la vecindad con muy buen ánimo y todos colaboran.

Al no haber capilla, se propone crear una con la imagen de San Juan en Los Navarros. Una iniciativa que dio su fruto, pero al no tener imagen de San Juan, nos dirigimos al presidente del Paso Blanco de Huércal-Overa, D. Ambrosio Bernal, para pedirle el favor de que si nos podían dejar algún cuadro con la imagen de San Juan. Muy amablemente nos dejaron el estandarte del Paso Blanco, ( quedando muy agradecidos todos los vecinos ) y así, se empezó a celebrar cada año la Santa Misa en honor a San Juan en Overa, Los Navarros.

D. Bernardo, párroco de Overa durante la celebración de la primera eucaristía en Los Navarros, Overa.

Al año siguiente, en 1.997 ya temíamos la Ermita, y  la imagen de San Juan fue pagada por los vecinos de Overa (Los Navarros y familias de Los Menas). Años después Pedro Jiménez ( marido de Petronila ) donó unas imágenes de San Pedro y Santa Ana, en recuerdo de su hija Anabel que E.P.D. A partir de ese año, durante 8 o 9 años se siguió haciendo fiesta con bastante afluencia de público, y hasta con fiesta del mediodía donde las morcillas, eran la tapa principal al ser hechas el día de antes expresamente para la fiesta. A estas, se le sumaban todas las cosas ricas que se pueden degustar en una matanza, caracoles, michirones, y un largo ecétera. Todo ello cocinado por Isabel Parra Bonillo, (. ..muy buena cocinera dándole el sabor que bien ella sabe darle).

...Años en que siendo una barriada pequeña, tenía su castillo hinchable, futbolín, ect.  Las noches ya no estaban amenizadas por los acordes del viejo acordeón, sino con un conjunto musical. Como novedad en estas fiestas, se elegía " miss breva" ( esto en plan de broma), ya que todo gozaba del calor de lo familiar.
Capilla de San Juan. Los Navaros, Overa. Fondo documental de Overa Viva.
Actualmente, sólo se celebra la Santa Misa, y los vecinos obsequian a los asistentes con unas cervezas, refrescos, y alguna que otra " tapa".  San Juan  es y será siempre venerado en Los Navarros. ¡Viva San Juan!
Quiero terminar con un grato recuerdo a todas esas familias de Los Navarros con las que compartí mi niñez, mi infancia, y que siempre estarán en mi corazón. Hago especial mención a la familia de Tomasa que ahora están en Argentina, a Concha y José, que ahora sus nietos desde Barcelona sueñan con Los Navarros (Conchi, Angel, Raúl, David, Judit y Tamara), amigos y seguidores de Overa Viva. También mi recuerdo a Inés y cómo no a sus hijas, y en especial a su hijo Antonio. Su puerta también era escenario de toda la fiesta por estar estas tres casas juntas en la misma línea.
Delante de esta casa tuvo su origen la Fiesta de La Breva. Los Navarros, Overa. Fotografía Isabel Castelló Bonillo.


                                                                                    Isabel Castelló