viernes, 30 de mayo de 2014

FARMACIA OVERA. Producido por Overa Viva


FARMACIA OVERA, UN AVANCE PARA EL FUTURO

UN EDIFICIO MODERNO Y FUNCIONAL. Un acierto de luminosidad y buena ubicación.

            Los vecinos de todos los barrios de Overa y otras localidades cercanas como Palacés, Los Carasoles, El Cucador...etc.  venían desde hace muchos años demandando una Farmacia cercana que cubriera las necesidades de medicinas y asesoramiento sanitario tan necesario en la zona. Por fin, y después de varias décadas de reivindicaciones, ha sido posible satisfacer estas demandas. 

DISEÑO Y DEPENDENCIAS

       La farmacia, de un diseño muy moderno y funcional destaca por su luminosidad, accesibilidad y visibilidad de los productos. Así mismo consta de: sala de atención al público, zona de trabajo, zona de medicamentos, almacén, sala de guardias, aseos adaptados a minusválidos, instalaciones de laboratorio… También se elaborarán formulas magistrales en colaboración con un laboratorio especializado.
ALIMENTACIÓN Y CUIDADO DEL BEBE. Un departamento fundamental en la Farmacia.

ASESORAMIENTO     

     En el proyecto han colaborado con su asesoramiento el médico de la localidad y el ATS para contemplar todas las necesidades sanitarias y darles satisfacción.
PARAFARMACIA. Todos lo productos necesarios para higiene, belleza, dietética...
 SERVICIOS

     Entre los servicios que se van a ofertar están los de expendeduría de medicamentos atendiendo a las más actuales medicaciones y tratamientos, así como los servicios de parafarmacia con productos naturales, nutrición infantil, atención a bebés, higiene corporal, cosmética, higiene buco dental…etc.

   Se pretende dar el mejor servivio a la población y especialmente a personas incapacitadas, mayores... Así como el asesoramiento en tratamientos, alternativas...etc.

LA SALA DE GUARDIAS. Un espacio muy agradable para las largas horas de atención al público.
 INAUGURACIÓN Y APERTURA

      Una vez pasados todos los filtros e inspecciones la farmacia abrirá sus puertas el próximo LUNES 2 DE JUNIO en horario de 9 a 14  y de 17 a 20 horas. Así mismo entrará en turno de guardia con las farmacias de Huércal.
    En próximas fechas se realizará la inauguración oficial con la bendición de las instalaciones y una pequeña fiesta de apertura.
No se puede haber elegido mejor nombre: FARMACIA OVERA
DESDE OVERA VIVA...

Damos las gracias al empeño y dedicación de la farmacéutica Almudena Martínez-Funes y su familia que han montado un interesante proyecto de una farmacia modélica para toda Overa y la comarca. Proyectos como este traen riqueza, puestos de trabajo y caminos de esperanza para nuestra querida Overa...
Almudena Martínez-Funes: "Quiero darles las gracias y todo mi agradecimiento a los amigos de Overa que tanto nos están ayudando para hacer posible este proyecto, espero responder con nuestro servicio a sus atenciones".


VIDEO FARMACIA Y ENTREVISTA CON ALMUDENA, LA FARMACÉUTICA.

jueves, 29 de mayo de 2014

LA LUCHA POR EL AGUA EN OVERA . Por el equipo de Overa Viva. Mayo 2014.

"AGUA QUE HAS DE BEBER NO LA DEJES CORRER"
LA RECUPERACIÓN DE LOS PAGOS DE OVERA DEBE SER AHORA NUESTRA MÁXIMA PREOCUPACIÓN. LA REHABILITACIÓN DE LOS ANTIGUOS SISTEMAS DE RIEGO COMPLEMENTADOS POR NUEVOS E INNOVADORES PROCEDIMIENTOS DE CONDUCCIÓN DE AGUAS, UNIDOS A NUEVAS PLANTACIONES Y CULTIVOS RENTABLES ECONÓMICAMENTE, NOS TRAERÁN UNA NUEVA ÉPOCA DE ESPLENDOR A TODAS LAS BARRIADAS DE OVERA...¡¡UNIDOS Y CON  MUCHO TRABAJO LO CONSEGUIREMOS...!!
INTRODUCCIÓN
     Overa nace del río Almanzora, el Flumen Superbum(Rio Soberbio) de los romanos, el Almasur (el Victorioso) de los árabes. El río, nuestro río, es el río de la vida porque nos trae el fundamental elemento y también ricas tierra de aluvión que va depositando en sus márgenes... Por eso esta tierra ha sido desde siempre un lugar paradisiaco y ha despertado admiración.
 
     Pero aunque el río nos surta de aguas superficiales y subterráneas la lucha por su aprovechamiento en todas las estaciones del año ha sido intensa a través de los siglos: Cimbras, boqueras, acequias, norias, molinetas, pozos, balsas, conducciones...y tantos y tantos imaginativos sistemas de captar, conducir, almacenar, utilizar... el agua para los más diversos menesteres y todos ellos fundamentales para la vida.
Río Almanzora a su paso por Overa. Fotografía Juan Pardo Valera

     A lo largo de historia la gestión del agua ha sufrido distintas etapas. Antiguamente los asentamientos poblacionales se hacían siempre en las proximidades de la presencia de manantiales, ríos… Un ejemplo de ello es Overa, con raíces del latín vulgar Baria o Barea, con significado de <<orilla, margen>> (Galmés 1983, 208), en clara alusión a su asentamiento sobre el río Almanzora.
                       
   
 De los primeros pueblos que habitaron nuestras riberas nos han quedado pocos vestigios (argáricos, fenicios, romanos, godos...). Fueron los árabes los que, en nuestra tierra, nos dejaron maneras y costumbres que aún en la actualidad se conservan y entre estas, la cultura del agua que permanece y nos da una de nuestras fundamentales señas de identidad.
 

Balsa y noria. Cortijo Las Delicias, Overa. Fotografía Juan Pardo Valera
      El presente artículo pretende fijar la atención en las distintas obras hidráulicas y los esfuerzos necesarios para conservar el agua que se usa para regar nuestras tierras, pues el agua para Overa constituye un verdadero sistema vital que distribuye el agua a  aquellas zonas donde se cultiva suelo de regadío. Además, abastece a nuestros hogares de agua corriente y potable.


Finca del Cortijo de las Delicias con su noria y balsa. Fotografía Juan Pardo Valera
CANALIZACIÓN DEL AGUA
      Desde siempre, Overa ha sido conocida por ser una tierra fértil y rica en agua. Para el aprovechamiento de ambas cualidades, se empezaron a crear elementos constructivos tales como fuentes, abrevaderos, lavaderos, cimbras, acequias, balsas, molinos de agua…que con el paso de los años y los nuevos recursos hidráulicos han desaparecido en la mayoría de los casos. 



Abrevadero en el Cortijo Las Delicias. Fotografía Juan Pardo Valera.
     Como tantos sitemas fluviales en un clima árido como el nuestro, el hecho en sí de no ver agua en el río Almanzora no significa que no fluya dirección al mar y así completar el ciclo del agua. Cuando llueve las precipitaciones se infiltran en la tierra que actúa como una enorme esponja, cuando esta rebosa entendemos que se ha alcanzado el nivel freático. Es entonces cuando se nos aprece a la vista en forma de ramblas, sobre todo en momentos puntuales de altas precipitaciones torrenciales propias de la Cuenca del Almanzora, como recientemente sucedió en septiembre de 2012 y echando la vista atrás, en octubre de 1973. Esta última con efectos catastróficos aún mayores, tal y como queda constatado en Vallejos (1981), donde los valores de caudal tomados en la estación de Santa Bárbara (Overa) midieron 5.600 metros cúbicos por segundo.




Estación de Santa Bárbara (Overa) tras la riada de octubre de 1973, donde el caudal que midieron fue de 5.600 metros cúbicos por segundo (Vallejos, 1981). Foto cedida por Eduardo.
Rambla desbordada durante la riada del pasado 28 de septiembre de 2012.
CIMBRAS, ACEQUIAS Y BOQUERAS
     Las acequias riegan los “pagos”, un conjunto de bancales que reciben el agua de una misma fuente. Es por ello que en nuestro municipio existen los “Pagos de Overa”, Estas acequias se alimentaban directamente del río en las épocas en las que el agua discurría por superficie a través de presas en las boqueras. También lo hacían a través de la cimbra (la cimbra de Overa, situada en Los Navarros, la de Palacés-La Concepción...), sistemas de la ingeniería árabe que sirve para recoger el agua que discurrre por las arenas del río.


Cimbra de Overa ubicada en Los Navarros. Fondo documental de Overa Viva.

NORIAS, MOLINETAS Y MOLINOS
MOLINO DE AGUA EN LA DESEMBOCADURA DE LA RAMBLA DEL ALMAJALEJO CON EL RIO.

El agua también discurre por nuestros bancales en modo de “tandas”. Desde la “acequia principal” llega a los distintos “brazales”, regando todos los bancales desde la pirmera “pará” hasta la última y pasar al siguiente.



BRILLANTE IDEA DE PASCUAL CASTELLÓ PARA QUE EL AGUA LLEGARA A LOS NAVARROS. ASÍ LO CUENTA SU HIJA ISABEL CASTELLÓ BONILLO

Todo lo que hoy en Los Navarros son naranjos, solo había paleras y bancales con higueras o algún olivo. Tal y como podéis ver en la fotografía inferior, en la parte de atrás de la casa había almendros.. Y los bancales de la cuesta subiendo higueras. A principios de los años 60 todo se arregló. Se quitaron las paleras y se hicieron bancales. Estuvo un tractor varios meses, que por cierto, los tractoristas vivieron en mi casa. Me refiero a los hermanos Parra, José Juan y Juan, en Overa desde entonces conocidos como Juanillo y José J. del tractor.
Riego de bancales por tandas. Overa (Los Navarros). Década de los 60. Fotografía cedida por Isabel Castelló Bonillo.
Chorro de agua extraído con un motor para subirlo a Los Navarros. Fotografía cedida por Isabel Castelló Bonillo. Fondo documental de Overa Viva.
Se puso la instalación, es decir tuberías. También se hizo la caseta para el motor ( como decía mi padre, el motorcillo). En esos tiempos era impensable que Los Navarros tuvieran agua. Mi padre se las ingenió para subir el agua a nuestra casa a través del motor nuestro o cuándo el agua venía de los Tablares. Y en un sifón justo en la acequia frente a la caseta, se cogía el agua para subirla arriba.
Motor de agua en los Navarros. Construido por Pascual Castelló Fernández, dcha. Fotografía cedida por Isabel Castelló Bonillo. Década de los 60.
Isabel Bonillo lavando gracias a la llegada del agua a Los Navarros. Fotografía cedida por Isabel Castelló Bonillo. Fondo documental de Overa Viva. Años 60.


"Una obra faraónica". Por el hecho de subir el agua y gozar de ese privilegio y los beneficios que ello nos traía.

A partir de ese momento los vecinos, según iban pudiendo, hicieron lo mismo. Quitaron paleras e hicieron sus bancales y ....a poner Naranjos!!!
Plantando el primer naranjo en Los Navarros (Overa). Fotografía cedida por Isabel Castelló Bonillo. Fondo documental de Overa Viva.

Los Navarros cambiaron de aspecto. Naranjos, esa olor a azahar al lado de la casa....algún que otro rosal..y sobre todo, genarios que eran más baratos. Con coger un tallo y plantarlo: todo arreglado!!


Cuándo "allí bajo"como nosotros decíamos y seguimos haciéndolo, había paleras al lado de las casas, en los Navarros ..Naranjos.
Comida entre los vecinos a cargo de Pascual e Isabel para celebrar la subida del agua a Los Navarros. Fotografía cedida por Isabel Castelló Bonillo. Fondo documental de Overa Viva.

Fue todo muy bonito para los jóvenes y los mayores que veían y querían que esto fuera parte de su economía.... (I. Castelló).


ALJIBES, BALSAS, POZOS
Balsa de Don Pepe, Overa. Fotografía cedida por Ines Rianudo.
Balsa de Jose Manuel, Overa (1945). Fotografía cedida por Inés Rianudo. Fondo documental de Overa Viva.
"El agua es la vida y la vida se guarda en el aljibe. El agua es el tesoro y el aljibe el cofre que lo guarda" (J.A. Muñoz:Los aljibes almerienses. Foco sur 2000). Lo mismo podemos decir de las balsas...
Extracción de agua en el pozo de Antonio García. Finca "El Recreo", Overa (Los Navarros).
Fotografía Ana M. García.

Como nos cuenta Mª Amparo Ramos Gallego. en su hermoso reportaje: LA BALSA DE JUAN MARIN.  https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=6309084887143759646#editor/target=post;postID=3270141005948950069;onPublishedMenu=posts;onClosedMenu=posts;postNum=1;src=link
  "El regreso de cada verano nos trae a la memoria cómo las balsas han estado presentes de una forma o de otra en la vida de todos los que nos criamos en Overa.


 Mi padre( el niño) y mi tía Paca, junto a amistades en el muro de la balsa, en los años 30
En nuestro caso la relación fue especial con dos de ellas. Por un lado  la de nuestra familia en La Concepción, vinculada a la propia historia familiar: “la Balsa de Juan Marín”, como siempre se le conoció a mi abuelo por la cesión intencionada, generosa como fue su propia vida, de no ser llamado por su propio apellido en favor de un vecino con idéntico nombre.
Mi abuelo construyó esa balsa a la vuelta de la emigración de Cuba, a principios de los años 30, del siglo pasado. Juan (Ramos) Marín, originario de Palacés(Zurgena),nieto de labradores e hijo de militar muerto en la guerra de Cuba...

Juan Marín tenía por costumbre, según nos referían vecinos contemporáneos suyos, visitar personalmente, en periodos de extrema sequía, todas las parcelas de los propietarios que demandaban riego, con objeto de detectar cuál era la tierra más necesitada de él, y en función de esto seguir un escrupuloso orden en la tanda de agua de manera que nadie resultara perjudicado en la cosecha ya que esto podía repercutir incluso en el sustento de las familias. Poseía una pizarra negra en la caseta del pozo, en la que diariamente escribía el “Ave María”, por sus profundas creencias religiosas, y en la que llevaba registrado un sistemático recuento de horas de riego realizadas, pendientes, etc.
Esta balsa también sirvió de recreo a juventud de la Ermita, de los años 40 a 60, a través de visitas furtivas para bañarse que nos refieren, en las que además se degustaba algún albaricoque u otra fruta veraniega, del vergel que mis abuelos crearon en su entorno..."

TRASVASES Y PANTANOS
    "Las aguas claras del río, mermadas por la escasez de nevadas y la profusión de pozos, ya no pueden garantizar el riego de la vega. Las aguas
turbias tampoco, pues cada vez son más escasas las avenidas del río. Este
pasa a un segundo plano y una nueva cultura del agua se impone. Las

nuevas aguas ya no bajan río abajo sino que vienen de otros lugares".(J.A. Muñoz).
Cola del pantano de Cuevas de Almanzora en las proximidades de Overa (S. Bárbara). Fondo documental de Overa Viva.
     Aunque en los últimos tiempos los nuevos aportes lo constituyen las aguas del Trasvase Negratín-Almanzora, El  pantano se encuentra ubicado en el término municipal de Cuevas de Almanzora, aunque comparte territorio con Overa. Durante muchos años, la cola del pantano llegaba hasta las proximidades de la estación de medición de Santa Bárbara, ubicada en la localidad de Overa. Como aspecto curioso a señalar, se tiene el hecho de que dicho embalse se encuentre prácticamente lleno desde hace varios años, cuando las previsiones fueron siempre más bien modestas.
En estos momentos el caudal del río Almanzora es inexistente, por lo que el agua que discurre por las acequias, que riega nuestros campos proviene de los pozos de Overa (Pozo de Alfredo, pozo de La Concepción, Pozo del Ventero, ...etc). En este último nos detendremos de forma más detallada más adelante, pues además se ha convertido recientemente, en el suministro de agua corriente y potable para gran parte de Overa.

Río Almanzora a su paso por Santa Bárbara (Overa) en julio de 1973. Fotografía cedida por Lola Zurano.
Rio Almanzora a su paso por Overa. Estación de medición de Santa Bárbara. Años 90. 

EL LADO OSCURO, MOMENTOS DIFÍCILES.

Ahora vivimos momentos de gran alegría y satisfacción al ver solucionado uno de los problemas que en la actualidad preocupaban a las gentes de Overa. Pero no siempre fue así. Hubo un tiempo en que la tristeza reinó en Overa como consecuencia de una trágica muerte. 

MANIFESTACIÓN POR EL AGUA. Cientos de vecinos recorrieron las calles de la barriada de Overa a comienzos de marzo de 1981. Fotografía y pie de foto extraído del Diario Almería (elalmeria.es).

Este hecho tuvo lugar en el transcurso de una manifestación que hicieron los vecinos de Overa por sus calles como protesta al veredicto del tribunal, que cedió a favor de llevarse el agua de uno de sus pozos que había sido comprado por una empresa de fuera. Con este agua, dicha empresa abastecería sus fincas y ahí radicaba el temor de este pueblo, perder ese bien tan preciado del que hablábamos, y como consecuencia, el abandono de sus tierras por la posible sequía de sus pozos. Una actuación desproporcionada coordinada por el Gobierno Civil de Almería,  tuvo un fatídico desenlace ante la mirada de un número de personas cuyo estado emocional era muy angustioso. Y los ánimos cada vez más encrespados intentado impedir la normal circulación de los camiones que transportaban las cañerías de conducción a través de las cuales debía extraerse el agua. La intervención de las fuerzas del orden trajo la muerte y el luto a nuestra querida Overa.

TREINTA Y TRES AÑOS DESPUÉS

     En las últimas décadas, los altibajos en cuanto a la gran complejidad de la gestión del agua en Overa han sido una constante. Parece ser, que esto ha llegado a su fin. El pasado 11 de mayo, treinta y tres años después de que los vecinos de Overa lucharan a capa y espada por conservar el agua de sus pozos, se ha vuelto a demostrar ese espíritu. Esta vez con hechos muy distintos y cuyo eje motor ha sido la satisfacción y alegría de ver que cumplido un sueño, varias veces reivindicado desde la plataforma Overa Viva, que durante varios meses llevó a cabo el proyecto “Problemas de Overa y caminos de solución”. Por fin!! Se ha solucionado la gestión y administración del agua.
Hacemos referencia así, al hecho de que Overa ha comprado el Pozo del Ventero, uno de los más ricos en caudal. También se han mejorado las tuberías, se han saneado las cuentas... En definitiva se ha modernizado un servicio poniéndolo en la senda del siglo XXI. Y todo gracias a la incansable labor de la Asociación de vecinos de Overa y a la desinteresada entrega de sus responsables... ¡¡Bravo, amigos...!!
En esta labor se ha contado con la colaboración de Ayuntamiento del municipio, como nos cuenta la concejala y amiga de Overa Viva, Lucía Parra :"la inauguración del pozo el pasado domingo 11 de mayo. En dicho acto, nuestro Alcalde fue galardonado con una placa por haber llevado a cabo esta iniciativa, ya que desde el Ayuntamiento se han aportado nada más y nada menos que casi 60.000€ para que el agua de Overa se quede en Overa"
 * Desde Overa Viva queremos recordar las palabras de nuestro amigo Blas Uribe Jiménez, para rendir un pequeño homenaje al hombre que en su momento fue el impulsor de este servicio a la localidad: "Quiero tener un especial recuerdo para mi tío MELCHOR JIMÉNEZ MENA, alcalde de Overa  y principal valedor de la ejecución de la red de canalización de este servicio..."
Inauguración del Pozo del Ventero en mayo del 2014, comprado por la asociación de vecinos de Overa para el abastecimiento de agua doméstica. Fotografía cedida por Elo Lopez. Archivo documental de Overa Viva.

ÚLTIMAS REFLEXIONES

     Hace un año y medio Overa Viva planteó un debate para determinar los principales problemas de Overa y, sobre todo los caminos para solucionarlos. Nos alegra ver que en uno de los principales problemas apuntados, el agua doméstica, se hayan seguido los pasos expuestos en nuestro debate y sea un problema afortunadamente superado. Recordamos aquellas conclusiones:
Inauguración del Pozo del Ventero en mayo del 2014, comprado por los vecinos de Overa para el abastecimiento de agua. Fotografía cedida por Elo Lopez. Archivo documental de Overa Viva.
INFRAESTRUCTURAS. ¿Qué problemas de infraestructuras  destacarías en nuestra localidad? ¿Cómo los solucionarías?  (AÑO 2012)


            1.1. Soluciones al problema del agua en todas las barriadas.- Es una preocupación muy presente en todos los colaboradores y en todos los vecinos de Overa. Tanto el agua potable como el agua de riego y la depuración y reutilización de las aguas domésticas o sanitarias. El dar soluciones definitivas a estos problemas del agua nos dará una estabilidad y unas posibilidades que nos abrirán un futuro mucho mejor.        

Inauguración del Pozo del Ventero en mayo del 2014, comprado por los vecinos de Overa para el abastecimiento de agua. Fotografía cedida por Elo Lopez. Archivo documental de Overa Viva.
           a) Agua Potable: Se están dando pasos en su solución pero aún queda camino por andar. Especialmente la realización de un pozo propio, mejora del almacenamiento (cubierta del depósito) y conducciones, contadores eficientes y actualización del cobro a todos los usuarios. Y por supuesto una gestión eficaz y con la mayor implicación posible de los vecinos. Y que el agua potable llegue a todas las barriadas con calidad.
El agua siempre ha sido la fuente de vida de nuestros antepasados, recuperemos este tesoro en nuestros campos.

La agricultura debe volver a ser la base de nuestra economía. La Concepción (Overa)



            b) Agua de riego: La situación de las aguas de riego es también motivo de preocupación por parte de los debatientes. Tanto la tradicionales (cimbras, boqueras, acequias...etc.) como las soluciones modernas (pozos propios, contadores, modernos sistemas de riego...etc.). Son imprescindibles para recuperar nuestros campos (pago, llanos...etc.) y por tanto para el futuro económico de nuestra localidad.

Plantación de lechugas en Overa. Fotografía Cata Pardo. Fondo documental de Overa Viva.

   c) Aguas residuales: La depuración y reutilización de las aguas sanitarias… su buena depuración y la ampliación de depuradoras a todos los barrios. Estas aguas, bien tratadas, pueden complementar a los sistemas de riego anteriormente descritos. Y que no tengamos los problemas de olores e insalubridad tan frecuentes ahora. Con todo lo expuesto se habría dado un paso de gigante en la mejora de la calidad de vida, en la recuperación de la vegetación en Overa, de nuestro Pago. Tarea destacada por casi todos como fundamental para el futuro inmediato.
Charla-coloquio. Inauguración del Pozo del Ventero en mayo del 2014, comprado por los vecinos de Overa para el abastecimiento de agua. Fotografía cedida por Elo Lopez. Archivo documental de Overa Viva.
      Se debe seguir trabajando duro desde los poderes públicos, asociaciones, particulares...etc. para conseguir hacer realidad los anhelos de nuestra comunidad desde tiempos inmemoriales. Convertir LA LUCHA POR EL AGUA EN OVERA, en el disfrute y aprovechamiento del agua para una vida confortable, de un  desarrollo sostenible y de felicidad en equilibrio con la naturaleza.

¡¡ UNIDOS POR LOS PAGOS DE OVERA..!! 


BIBLIOGRAFÍA

- Pulido Bosch, Antonio. “Los recursos hídricos de la provincia de Almería”.

- Overa Viva. “Problemas de Overa y caminos de solución”.  http://overaviva.blogspot.com.es/2012/07/debate-problemasde-overa-y-caminos-de.html

-http://www.elalmeria.es/article/almeria/216823/muerte/una/manifestacion/para/reclamar/agua/overa.html

- Muñoz Muñoz, J.A. " La cultura del agua". Revista Paraiso Natural. Almería.

- Muñoz Muñoz, J.A. " Las aljibes almerienses". Revista Foco Sur. Almería.

- Mª Amparo Ramos Gallego. LA BALSA DE JUAN MARIN.  https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=6309084887143759646#editor/target=post;postID=3270141005948950069;onPublishedMenu=posts;onClosedMenu=posts;postNum=1;src=link.

- Martos Sánchez, Alonso: LA BALSA DE LAS MOLINAS O LA "VILLAJARAPA DE OVERA"                          https://www.blogger.com/blogger.g?blogID=6309084887143759646#editor/target=post;postID=6563008185446426540;onPublishedMenu=posts;onClosedMenu=posts;postNum=7;src=postname

viernes, 23 de mayo de 2014

MENOSPRECIO DE CORTE Y ALABANZA DE ALDEA... Por Salvador Navarro Fernández



        
El "Huevo" como popularme se conocía a uno de los primeros transporte públicos entre Overa y Huércal.

      Overa limitaba al Norte con la Sierrecica, que nos separaba de Almajalejo, los días que yo  acompañaba a mi primo Cristóbal a que pastaran las cabras de mi abuelo. Al Este, con la Santa,  especialmente en la fiesta de la Breva y con los Oribes cuando sus vecinos subían a vender los primeros tomates, rojos veteados de amarillo, de la temporada, a la parte alta y ancha del río; al Sur, con el Cerro de las Panochas donde me desorienté buscando caracoles un día de lluvia fina con mi padre -al que le hice observar, con sorpresa para él, que había otro castillo idéntico al de Santa Bárbara sólo que al Oeste-, y con la torre de la Ballabona, en cuyo cortijo vivieron Frasquito y sus hijos Bonifacio y Sebastián el que se autolesionó un ojo con una navaja; y al Oeste con la arenosa  rambla de Almajalejo, la “Cañá" Vicario que sorteaba las embestidas de la rambla, Palacés famoso y Los Ballestas balconado.
OVERA, desde su Castillo, vista parcial de un lugar que no se perderá mientras lo tengamos presente. Foto: J.Pardo
                      
        Dentro de sus límites contaba con lugares pintorescos, de los que algunos todavía perviven:  Las Peñicas, paraje en pleno lecho del río,  ideal para cazar colorines emboscándonos los cazadores entre los taráis y las cañas delatoras, pues al mínimo roce con ellas los pájaros, escamados, despegaban desde las proximidades de la red, temerosos de caer en la trampa;  la misma  Sierrecica, balcón ideal desde el que contemplar con éxtasis, a lo lejos, el Mediterráneo a las faldas de  Mojácar;  el Cañico, manando su agua fresca nacida en la roca viva al pie de los magníficos ojos del puente; el Peñón de Santa Bárbara, siempre recio bastión defensor de este barrio; la inofensiva Ramblica, salvo cuando se la obligó a discurrir por donde no le gustaba; las Trincheras, escenario de la defensa militar de Overa en la Guerra Civil, hoy anuladas por la ampliación de la explanada del cruce de carreteras;
Los primeros transportes iban siempre atestados de personas y enseres. Dichosos de sumarse a la modernidad.
     las Revueltas (curva contra curva en la carretera vieja), puerta antigua de entrada desde el Levante, de los escasos medios de locomoción automóviles existentes en la primera mitad del siglo XX en este rincón de España, que daban acceso, de repente, a la contemplación de nuestro oasis, ahora casi yermo; la curva “El inglés”, primer recodo de la recta carretera que enfilaba el camino hacia la zona media del Almanzora; la casilla, junto al cementerio, que anunciaba yendo hacia el Este “A OVERA 1 KILÓMETRO”; la Venta del Empalme -porque a su altura se enlazaban como en palma una carretera a otra-, lugar de reposo de transeúntes y de tratantes y tasadores de naranja; el azul almacén de Obras Públicas repleto de trastos inútiles, señales de tráfico y herramientas, protegido por inexpugnables rejas de sólido hierro, con la otra casilla de peones camineros al lado, la principal de la zona, la del cruce de Overa; la “Cañá el Santo”(alguna imagen debió de haber en ese cruce de caminos), uno de los rincones de huerta con más riesgo de heladas de la localidad;  las Veintiunas, cortijo apartado de casi todos, dominando la curva del río;  el “Paraor”, cuyo nombre evoca el lugar donde paraban a descansar y abrevar los pastores con sus interminables rebaños que venían de Lubrín a vender su ganado al mercado de Huércal y luego embarcarlo en el ferrocarril; 

El tren fue una revolución en todos los sentidos, acercaba al pueblo llano al mundo, dejamos de ser un rincón perdido.
          La Terrera, cortijo de nombre nunca mejor aplicado, justo en una rojiza terrera cortada en vertical sobre el río, soportando sus ataques erosivos; la Venta el Chavo, recibiendo valientemente las avenidas del bravo río, que debió ofrecer bebida, alojamiento o comida a  buen precio, pues un ochavo (el chavo, octavo u octava parte de una onza) fue bien poca cantidad de dinero en cualquier época; el puente Sopalmo, así llamado quizás, porque su entorno debió de ser más o menos abundante en palmito, como sucede ahora en la localidad “El Sopalmo” entre Mojácar y Carboneras; las Canteras, que con su explotación minera del yeso puesta en marcha por la familia Parra ayudó a sobrevivir a varias familias y proporcionó yeso blanco y moreno en esportones de pleita durante años a todas las obras de la comarca y revistió todas las paredes de los hogares de nuestra tierra; la calera “del Fuentes” próxima al cruce de carreteras, cuya piedra caliza picada a martillo por “el tío Joaquín de la cueva”, incandescente tras ser alimentada por la carbonilla traída de la estación de Zurgena, me quitó el frío tantas mañanas de blanca escarcha y de crujiente hielo en los charcos del camino real mientras esperaba la llegada de “El huevo” o de su madre “La gallina”, Autobuses escolares que nos transportaban a diario hasta el Instituto “Cura Valera”, de Huércal; 

Las ferias de ganado, lugar imprescindible para los tratantes de Overa.
     El llano “pillo” (porque según mi tío Jaime, cuando le mandaban sacar a pastar el par de ovejas de su casa y las dejaba allí, donde no había ni una brizna de hierba que comer, mientras él jugaba, aseguraba que en realidad sí que había pasto, que era un llano pícaro, "pillo"), pedregoso campo de fútbol en el que aprendimos a correr la banda y a regatear; la Almazara, rezumando verde aceite, hoy abandonada; la Noria Vieja, ya sin cangilones, de nuestros felices baños; las “Dos carreteras”, zona inmediata a la Cuesta Alta, pintoresca subdivisión de la Nacional 340 para mejorar su difícil trazado; la “Cañá" Vicario, naranjal en los confines del poniente de Overa; la temible rambla de Almajalejo, de avenidas parejas a las del río y a las de la Rambla del Peral (los tres juntos eran terroríficos); el camino de Lubrín o Camino Real, especie de cañada de la Mesta por la que eran conducidas las puntas de ganado mayores que se podían ver en la comarca. Y otros lugares tan llenos de encanto, color e historia local.

Las sufridas burras, ¡ cuánto han hecho por nosotros !

        El paso entre unos barrios y otros antes de que el asfalto se prodigara por caminos y carreteras nuevas en Overa, no siempre estaba asegurado, pues las comunicaciones (sólo existía la postal o la personal) se cortaban cuando las lluvias eran abundantes o había deshielo de la Tetica de Bacares. Entonces se arbitraban pasos improvisados y precarios como las “pasaeras” (piedras sólidas y suficientemente robustas como para soportar la fuerza del río sin moverse del lugar donde se instalaban en el agua) que había que poner en medio de la corriente para pasar de “Aquel Lao” a esta parte del río, entre La Concepción y el resto de Overa o a la inversa. También había que construir una pasarela semejante entre Santa Bárbara y el resto de Barrios, esta vez mediante un par de palos (pitones o algo más resistente) y un par de haces de cañas del inmediato cañar, para salvar el chorro de agua que el barranco del mismo nombre traía durante un mes o dos al año. Barranco del cañar al que vertía algo más abajo un chorro enorme de agua por el cimbre, excavación subterránea que venía desde el cortijo del Carmen por debajo de los bancales de mi abuelo Cristóbal. Todo ello lo ha arrasado la imponente obra de la autovía del Mediterráneo, aunque los problemas del arrastre de aguas y arena siguen manteniéndose, incluso agravados.
  
Muchos aún recordamos nuestros viajes sobre estos animales a Huércal, Zurgena, Albox...


                Entonces, antes de que llegara el teléfono o los automóviles, las comunicaciones se limitaban al desplazamiento a pie o en caballería -en ocasiones la bicicleta-, y era la burra el medio animal más común, práctico y económico. La pobre burra libró a muchos de meterse en el frío de las gélidas aguas y del cansancio del andar.
El mercado de los lunes en Huércal era un acontecimiento semanalmente esperado. Se vendía de todo.
            Cuando mi aldea perdía sus límites, era el día principal de la semana: el lunes. Entonces se ensanchaban las fronteras hasta Huércal, donde se celebraba el mercado. A él concurría la gente de Overa, los mayores, medianos y pequeños, todo el que podía. Allí iban destinados los productos de la agricultura y de la ganadería de nuestros esfuerzos: frutas, hortalizas, granos, gallinas, huevos, conejos, corderos, cabritos, ovejas,... Pero también productos manufacturados con la fibra más abundante en la localidad: el esparto. Con él se elaboraban capazos ( de distinta ‘ca-pa-ci-dad’, esteras, sogas, guita, sobrecargas,  zapatillas esparteñas, morales, soplillos, cachuleros (“capsuleros” porque se encapsulaba dentro a los caracoles), etc. 
La burra, las aguaderas y los cántaros... Agua potable para los vecinos de nuestros barrios. Foto: Henrique Dinamarca
      Pero, sobre todo, se fabricaban las aguaderas (llamadas así porque estaban concebidas para traer agua potable a la casa), receptáculo hecho de pleita (del latin plexa, participio pasado de plecto, tejer; y pleito y pleita fueron las formas evolucionadas); o sea, tela hecha con esparto, cosido con guita de la misma materia prima, que se vendía en dobles parejas enlazadas (posteriormente las aguaderas de un solo recipiente por cada lado  vivieron una etapa de cierto florecimiento cuando se popularizó su uso en las mobylettes), para colocar a la grupa de burras o mulos y meter en ellos cualquier cosa, pero especialmente, los cántaros, que, de cuatro en cuatro, vendrían a la casa llenos de valiosa agua haciendo sonar el “cloc cloc” de su boca desde la fuente más buena o cercana, para su uso doméstico. No pocas aventuras vivieron los cántaros yendo y viniendo a la fuente y rompiéndose con demasiada frecuencia para lo que la economía del momento podía soportar. Algunos quedaban simplemente “foquinaos”, “esfoquinaos” o ‘desboquinados’, es decir, rotos sólo por la boca. Otros, quedaban mancos de un asa. Otros, hechos tiestos, si no había posibilidad de que algún gitano de Zurgena los lañara haciendo uso de aquellas rudimentarias taladradoras que eran sus admirables husos de sube y baja, cuyas roturas cosían las lañas o grapas artísticamente colocadas. 
El ferrocarril, un medio de transporte que nunca debimos perder. Estación de Zurgena...¡Cuántos recuerdos...!
       Cuando no se podían recomponer su renovación y sustitución tendría lugar el lunes más próximo en la “plaza de los tiestos” de Huércal, donde los albojenses los vendían nuevos  transportados en el viejo autobús del “Vaya-vaya”. Este mítico y romántico autobús efectuaba diversos viajes los lunes entre Overa y Huércal, y era una especie de metro de gran ciudad para la época, o vagón de tren de la India, con todo el espacio abarrotado de viajeros y enseres, sobre cuyo techo iban los animales y bultos de diverso contenido, destinados a la venta en el mercado. Allí se mezclaban los balidos de chotos y corderos atados de las cuatro patas, con los espasmos y el cacareo de gallinas y el silencio de los conejos, en busca de su hora final en la cazuela o en las brasas.



                                                          © Salvador Navarro Fernández

jueves, 22 de mayo de 2014

HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA. Por Overa Viva

HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA.
Henrique vino de Dinamarca y convivío con las gentes de Overa muchos meses a principios de los años 60. Hizo cientos de fotos (diapositivas EKTACROME COLOR). SU TÉCNICA DE TRABAJO ERA SITUARSE CON SU CÁMARA EN UN LUGAR DISCRETO Y HACER LARGAS SERIES DE FOTOGRÁFIAS DE LAS COSTUMBRES Y ACTIVIDADES COTIDIANAS: MATANZAS, TIENDAS, BAILES, COMIDAS FAMILIARES... Todo un fiel reflejo de la vida de una comunidad vistos por un gran profesional al que envuelve el secreto de su procedencia, vida y obras. Overa Viva está recuperando sus fotos para darlas a conocer y crear un Fondo Documental de la vida de Overa. Pedimos a todos los vecinos que busquen más fotos (diapositivas) y nosotros nos encargamos de escanearlas y limpiarlas (despues les devolvemos los originales...)... Contacta en Facebook o en nuestro correo: overaviva@gmail.com

   HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA



 
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
HENRIQUE DE DINAMARCA, EL FOTÓGRAFO DE OVERA.AÑOS 60. Fondo OVERA VIVA
Ana Navarro Domínguez, ha guardado estas fotos co mucho cariño...¡¡GRACIAS..!!
ESTE GRAN REPORTAJE DE FOTOS NUEVAS DE HENRIQUE DE DINAMARCA HAN SIDO APORTADAS POR LA BUENA AMIGA DE OVERA VIVA JUANA NAVARRO. MUCHAS GRACIAS, JUANA, ESPERAMOS MUCHAS MÁS DE TI Y DE TODOS LOS AMIGOS DE OVERA.