martes, 16 de julio de 2013

PREGÓN: FIESTAS OVERA 2013. Por Juan Uribe

 Estimada comisión de fiestas, estimadas autoridades, estimados vecinos, señores y señoras, amigos todos.
Un año más, volvemos a juntarnos en unas fechas tan señaladas para celebrar el día de nuestra patrona, la Virgen de la Soledad, motivo este más que suficiente de felicidad, ver a Overa entera engalanada, estamos de fiesta.

Juan Uribe, amigo de Overa Viva
y gran amigo de sus amigos
Yo, que he sido siempre persona de inquietudes culturales, algunos ya conocen y saben que he disfrutado de mi juventud como si fuese heredero de grandes fortunas, me he deleitado y he estrujado el jugo de Granada, durante prácticamente dos décadas, he visitado todas las provincias de España a excepción de las Islas y las cuatro de Galicia, he pisado Portugal, Francia, Italia, Turquía, Chequia, Marruecos y Túnez. Compartido mesa y días de bohemia con artistas de múltiples facetas; aún recuerdo con cariño las porciones de pizza en casa de Miguel Ríos, las veladas flamencas con Curro Albayzín en el Sacromonte, los momentos de café amenizados con los versos frescos de D. Rafael Guillén (premio nacional de poesía), los momentos en blanco y negro con Patricia Arnold, discutiendo en Salobreña sobre los Rolling Stones o The Beatles, mi mes de convivencia con Ken Stringfellow, el éxito del Villa de Bilbao, los premios al mejor estudio de grabación de Canal Sur, las entrevistas en televisión, las reuniones de las discográficas andaluzas en Sevilla, el festival flamenco del Albayzín, heredero del festival de cante jondo creado en sus orígenes por D. Federico García Lorca y D. Manuel de Falla, los ciclos de intercambio cultural con el ministerio de cultura de Rusia, la ceremonia de entrega de premios de la música de Andalucía. Infinidad de anécdotas y vivencias con músicos, pintores, poetas, actores, fotógrafos, que de seguir con el bello arte de la oralidad, terminarían por aburriros.
 
Juan Uribe en su etapa escolar en Overa, rodeado de sus amigos y amigas.
Todo ello me ha curtido, como lo que soy, el afortunado hijo del Uribe y de Isabel de Chaupi, los mejores padres que sin duda puedo tener, el afortunado hermano de mi hermano y hermanas, el afortunado vecino de este bello oasis que es Overa. Nunca, ni un solo día, he olvidado cuales son mis raíces, cuales son mis genes, cual es mi tierra, y yo, que me adapto fácilmente al ambiente, que podría convivir en los más variados lugares del mundo, decidí, hace ya más de diez años, que sin duda alguna, esta es la mejor parte del mundo donde podría estar. Por eso aquí estoy, despertándome con la música del canto de los pájaros, respirando azahar, sesteando con la filarmónica de los grillos, durmiendo al ritmo del croar de las ranas, hidratándome en nuestras tabernas, la del Mapetan y Sureste, gozando de nuestros ratos de fiesta, de nuestras reuniones de migas o paella, tan bien preparadas por Blas o Juan, compartiendo con vosotros la placidez mutua de los éxitos del deporte español, orgulloso de veros felices disfrazados de sueños y colores, brindando con vosotros por el año nuevo que cada vez llega más pronto, plantando álamos a nuestra queridísima patrona, contemplando el cielo más estrellado y bonito que he visto en mi vida, perdiendo la vista en este horizonte de palmeras que constantemente me recuerdan el vergel en el que vivimos. Siempre he dicho y pensado que, nosotros, los habitantes de Overa tenemos infinidad de motivos por los que poder sentirnos enormemente afortunados.
 

Emilio Ramos, amigo íntimo de Juan y tristemente,
una persona muy querida en Overa que ya no está con nosotros.
No puedo dejar de acordarme, siempre lo hago cuando soy feliz, de mi añorado tío Antonio, de mi abuela María, de mis abuelos Juan y Miguel, de mi primo Juan, de Alonso Parra, tío de mi padre y un padre para todos nosotros y de mi queridísimo, entrañable y genuino amigo Emilio Ramos, todos ellos ejemplos de coherencia y dignidad, de lucha y esfuerzo, de bondad y humanidad, pilares básicos en mi existencia. Llevo tatuado en el alma todos los momentos con ellos vividos y seguirán vivos en mí siempre.
Recuerdo también, con mucho cariño y afecto a los vecinos, que durante este año nos han abandonado, todos sabemos quiénes son y desde aquí mis más sentidas condolencias a sus familiares. Que sus recuerdos nos fortalezcan para seguir luchando por todo lo que aún conservamos.

Cambiando totalmente de tema, es una enorme felicidad, ver como en estos últimos meses ha crecido considerablemente el índice de natalidad y de embarazos en el pueblo, como desconozco el grado de gestación, prefiero no nombrar a nadie para evitar olvidar a alguien, pero si quiero, tanto a los nacidos, como a los gestados o nonatos, darles desde aquí, la bienvenida a la vida, al pueblo. Desearles a sus padres que nazcan sanos, se críen y crezcan fuertes y que sean ricamente felices. Este entorno, el paisaje y paisanaje de Overa, contribuirá efectivamente a ello.
Logo de Overa Viva

Mi ánimo, admiración y aprecio a todos los vecinos y vecinas que de manera altruista se preocupan por enriquecer el pueblo con sus esfuerzos para ofrecernos momentos de esparcimiento y relax, a la Asociación Sociocultural Mujeres de Overa, a la Asociación de Mayores, a Overa Viva, portal imprescindible ya de unión y comunicación, a Overa TenisyPadel, a la Asociación de Colombicultura, la peña motera Calenturas, todos ellos y ellas ponen el nombre de Overa en el mundo, no se puede valorar tanto esfuerzo y devoción.
 

Overa un oasis del sureste andaluz. Archivo fotográfico de Overa Viva
Recordemos también, ahora en tiempos de dificultad económica, que podremos salir con triunfo de tan nefasta situación, siempre y cuando unamos esfuerzos, recuperemos los principios básicos de solidaridad, generosidad, esfuerzo, etc. etc. Todos sabemos que Overa unida siempre es invencible, por nuestra propia cuenta, solos, no somos nadie. Respetemos y aprendamos de nuestros mayores, ellos son poseedores del conocimiento y sabiduría suficientes como para amortiguar el desastre nacional generalizado. En una tierra tan fértil, en tiempos tan duros, podremos pasar apuros pero nunca hambre.
Juan Uribe en su amada Granada rodeado de sus amigos de Overa en lo que fue un fin de semana inolvidable.
Sin querer agotaros de aburrimiento, me despido no sin antes agradeceros vuestra paciencia, desearos de todo corazón, felices fiestas y felices vidas e invitaros a vitorear juntos lo más grande que tenemos.


¡Viva Overa!
¡Viva la Virgen de la Soledad!


La Virgen de la Soledad, patrona de Overa, durante la carrera
que año tras año realiza por las casas de Overa.