lunes, 15 de octubre de 2012

CON OVERA EN EL CORAZÓN 4. Por Carolina Parra Lozano


AQUELLOS MARAVILLOSOS AÑOS…


         Creo que en la vida cada momento y cada experiencia que uno pasa le deja una huella …

         Nunca olvidare aquellos maravillosos años en los cuales mis padres decidieron ir de vacaciones de verano a Overa. Recuerdo  por ejemplo cuando estaba en el Instituto y contaba los días que faltaban para irme al pueblo.

         Por mi parte llegar hasta Overa, significaba tomar 2 aviones, diez horas de vuelo y una hora de carretera para poder por fin llegar al esperado lugar.


Caro y sus amigas en el mini-parque de Overa
Las amigas de Caro en su casa una tarde verano...
inventado...para hacer de las tardes una aventura
         En el transcurso de los días que pasaba allí, que llegaban a ser dos meses, hacíamos diariamente más kilómetros creo que ir de Overa a Madrid a diario, jajajaja porque esa moto no duraba ni 5 minutos apagada!!!! Siempre estaba encendida, de una balsa a la otra, o de los Menas a los Navarros o tocaba la hora de tomarnos un limón en la Fabiana y ya cuando no había más que inventar era el momento de ir al puente de hierro…. Cuantas quemadas no teníamos en las piernas por el tubo de escape y por supuesto alguna caída cada verano había.
Caro y sus primos en el pantano de su tío Tobalo en Los Navarros (Overa)

No hay nada más rico que sentarse a recordar todas esas anécdotas de aquellos veranos. Recuerdo una fiesta en mi casa de disfraces, las cuervas que organizábamos por cualquier motivo y por supuesto cuando en la madrugada nos íbamos a robar panochas, que buenas estaban!!!
Fiesta de disfraces en casa de Caro

Caro con sus amigas "de rumbita" en Mojácar
Caro, acompañada de su hermano Juan Carlos, y amigos en
las fiestas de Overa en el año 2001

Y lo mejor era cuando mis padres salían de misa e iban a tomar algo al Juanito y salía alguna señora cotilla a decirles que me había visto en las fiestas de Zurgena, o de Antas o de… y mi madre tan bella sin tener idea que habíamos ido decía “si yo se!!! si esos no paran”…. Porque siempre teníamos un Primo o un buen amigo mayor que nos montara en el coche y nos llevara con 14 años a las fiestas….

Caro y Pedro en
el Sureste
Caro y una amiga en una
de esas locas noches
de verano en Overa
Aun conservo en casa de mi madre, infinidad de cartas que me mandaba durante todo año con mis amigos de allí, no había nada mas emocionante que llegar del cole y recibir luego de un par de meses una carta…. Y ahora con lo fácil que es tener contacto con alguien por telefonía o internet, como por ejemplo lo maravilloso que es Overa Viva.

Aprovecho para felicitarlos por su labor y los animo a continuar con lo que están haciendo. ANIMO Y SIGAN ASI!!!

Caro acompañada de su marido Daniel y unos amigos durante el cóctel de inauguración de una de sus tiendas en Caracas (Venezuela)
En fin esos maravillosos años no volverán pero ocupan un gran lugar en mi corazón que nunca olvidaré..

La Venezolana!!.... Caro