martes, 11 de septiembre de 2012

DEBATE con Salvador Navarro. Problemas de Overa y caminos de solución.

DEBATE: Problemas de Overa y caminos de solución
 

                      Por Salvador Navarro Fernández. Maestro y abogado.

 
1. INTRODUCCIÓN

          Desde Overa Viva os proponemos un interesante debate para conocer desde distintos enfoques la actual situación de nuestra localidad. Tenemos claro que el futuro de Overa vendrá determinado por los problemas del presente y los caminos de solución que emprendamos.

Nuestro colaborador Salvador Navarro.
 

Son muchas las fortalezas de nuestra Overa y en ellas hemos de apoyarnos para crear un futuro mejor, más rico y agradable para todos. Pero será en superar nuestras debilidades donde estará la verdadera clave de solución para conseguir un futuro pleno de satisfacciones, de orgullo y bienestar…
            Este debate  sobre los problemas actuales de Overa y sus posibles soluciones se planteará a varios vecinos y otras personas relacionadas con nuestra localidad de diversos ámbitos para obtener visiones complementarias que nos hagan tener un todo lo más completo posible.

            En nuestra última semana contamos con la colaboración de otro gran amigo, Salvador Navarro Fernández, nacido en El Pilar (Overa), maestro, profesor, abogado,político... Preocupado desde su juventud por la mejora y avance de la sociedad en la que vive, persona práctica y realista y por eso soñadora; porque sin sueños no hay futuro … Pero, también, cualquier amigo/a de Overa Viva puede hacer sus aportaciones. Enviadlas al correo: overaviva@gmail.com

            Publicaremos estas opiniones en la página de Facebook de Overa Viva y también en nuestro Blog: www.overaviva.blogspot.com. Después sacaremos unas conclusiones con todas las opiniones que haremos llegar a los medios de comunicación, administraciones, partidos políticos… Con la ilusión de que valgan para tomar medidas que nos pongan en la senda de un futuro mejor…EL FUTURO DE OVERA.
 

Cortijo en El PiLAR, rodeado de pinos y palmeras.


2. DEBATE: Problemas de Overa y caminos de solución

 
                   Por Salvador Navarro Fernández. Maestro y abogado. 

 
            El planteamiento de esta colaboración tiene el objeto  de proponer unas cuantas ideas, con sentido realista, que, de llevarse a la práctica, quedarían integradas en una estructura amplia de medios de desarrollo de la realidad actual de Overa, sin dejar de lado –sino todo lo contrario- la tradición y personalidad colectiva de nuestra localidad. Pues como ente  social vivo, a semejanza de los seres vivos en general, es forzoso que se apoye en sus raíces, sus antecedentes básicos, los tenga en cuenta y aprenda de ellos, aproveche lo positivo y deseche lo inútil,  para poder seguir  desarrollándose prudente y sensatamente.

El Castillo de Overa desde El Pilar.
 
1. INFRAESTRUCTURAS.-

        Si Overa hubiera padecido a lo largo de su historia un grave déficit en su conexión viaria sería, probablemente una aldea diferente, con un más acusado carácter social peculiar, con una mentalidad aún menos abierta a los cambios, y habría sido más dificultoso incorporarse al progreso general. Pero la existencia de la carretera nacional 340 y recientemente autovía, así como el paso de la A 334 por nuestro suelo, la comunicación a través de ésta con el ferrocarril a su paso por la Alfoquía, o con la misma línea férrea desde Huércal-Overa  hasta 1983 en que se suprimió el servicio ferroviario, y más tarde la conexión entre la Ballabona (“valle bueno” por su templanza climática) y Zurgena, siempre facilitó las posibilidades de comunicación con el resto de España y del extranjero. El grado de aprovechamiento de esas posibilidades, si no fue el óptimo, es más bien atribuible a otros factores. Ahora bien, dentro de la localidad, constituida por seis núcleos, es evidente que el puente que uniera La Concepción con el resto es indispensable. Tampoco tiene justificación la supresión del paso entre Santa Bárbara y El Pilar que se produjo con motivo de la construcción de la autovía del Mediterráneo, a la altura del cortijo de El Carmen.
El Pilar (Overa) visto desde La Sierrecica.
 
2. COMUNICACIONES.-
       En cuanto a líneas de transporte de viajeros, considero que la situación actual es mejorable. El de las mercancías no creo que ofrezca mayores problemas, por las razones anteriormente expuestas, siempre que,  finalmente, no se bloquee la ejecución de la autovía (o similar) del Almanzora, que mejorará sustancialmente la comunicación dentro del Valle y entre éste y Granada o puntos con los que ella conecta.
 
3.- SERVICIOS.-

        La infraestructura educativa adolece de la falta de un centro de enseñanza Secundaria que evite el desplazamiento diario de los escolares hasta Huércal con la consiguiente incomodidad para ellos, gasto en el transporte y pérdida de tiempo.

        En el ámbito de la atención sanitaria, la cercanía al hospital de la Inmaculada complementa suficientemente el servicio que se dispensa desde Overa. Aunque la construcción de una unidad de atención y estancia hospitalaria provisional para casos de menor gravedad, sería lógica por la inmediatez geográfica en el entorno de Overa.
El Pilar visto desde la ermita de San Miguel
 
4.- TRADICIONES Y COSTUMBRES.-

        En el plano cultural, o folclórico si se quiere, creo que convendría recuperar muestras musicales como las de los bailes de ánimas. Para lo cual podría ser de interés celebrar una jornada matinal anual de cuadrillas de ánimas al estilo de las que se celebran en Vélez-Rubio en la Plaza de la Inmaculada. Tendría cabida aquí también la recuperación de la figura del “mayordomo” de ánimas, así como la disputa en el baile típica de los que tenían lugar a la puerta de la iglesia de La Soledad (“¡Se admiten pujas!”). Sería interesante igualmente montar un taller de baile de parrandas , al hilo de la recuperación musical mencionada.

      Esta actividad musical, vinculada a la celebración religiosa de la Pascua, época vacacional, podría dar lugar a la visita de personas de fuera, que  fomentaría el turismo en Overa.

      En línea con lo anterior, podría iniciarse la recopilación de letras de canciones populares del pasado (malagueñas, parrandas, u otras) que mostrara  nuestro vínculo cultural con una zona geográfica más amplia (Murcia, Granada, Jaén, Málaga). Asímismo, la exposición ocasional o permanente de instrumentos musicales tradicionales (laúd, guitarra, platillos, zambomba, etc) complementaría el conocimiento de esta faceta cultural nuestra. De igual manera, sería interesante la impartición de un taller de esta música folclórica, incluído el aprendizaje del toque de laúd,  guitarra u otros instrumentos típicos de esta música.

     Para promocionar, si cabe aún más de lo que en nuestros días se está haciendo, la artesanía del encaje de bolillo, no sería costoso celebrar alguna exposición y venta de los trabajos que de esta actividad tantos primores saben hacer las mujeres (aunque no sólo ellas, ahora) de Overa. La comercialización en régimen de cooperativa o personal es viable. Para ello, la colaboración del Ayuntamiento y de sus medios de difusión resultaría de gran utilidad y justicia.

      Junto a esta actividad artesanal, el bordado o la costura (bien sea de ropa más o menos tradicional, al estilo de los refajos de Cuevas del Almanzora, o de otro tipo) podría ofrecer alguna posibilidad laboral y consiguientemente, económica, a determinadas  personas.

      Como muestra del estilo de vida y costumbres tradicionales, la exposición de fotografías familiares resultaría de gran utilidad. Con su contemplación, en especial de las más antiguas, podría hacerse un modesto o amplio estudio etnográfico, que vendría a completar el contenido e interpretación de un pequeño museo del mismo género donde se integrarían desde instrumentos y aperos de labranza a herramientas y útiles domésticos, así como operaciones agrícolas o de recolección y de elaboración y aprovechamiento de autoconsumo o comercial de los productos de la tierra, así como el ganadero y derivados de todos los procesos de crianza y sacrificio del ganado de todas clases: avícola, roedor, porcino, ovino, caprino, de cerda; o bovino,  empleado en menor intensidad (“bao, bao, tirate a lo colorao; a lo negro, no, que está envenenao”).
Santa Bárbara y El Pilar vistos desde el castillo de Overa.
 
5. DESARROLLO CULTURAL.-

      Como decía, podría organizarse un sencillo museo etnográfico agrícola-ganadero y artesanal, con aportaciones gratuitas, definitivas o en préstamo de los vecinos,  donde cupieran todos los elementos que se ponían  en juego en las labores agrícolas, ganaderas o domésticas, bien derivadas de las dos primeras, o de otras. A la exposición de los objetos podría añadirse la explicación de los procesos, así como la época y demás circunstancias que rodeaban el devenir cotidiano de los participantes en ellos, así como las canciones, chascarrillos, etc, que en tales actividades podían tener lugar (competencia en el corte y elaboración de la naranja, el canto en la trilla, los gritos, chasquidos o exclamaciones típicos dirigidos a los animales que tomaban parte en estas faenas (¡bo,mula, bo!; ¡seja atrás!; ¡arre!, etc) para dirigir su orientación.

         Como complemento, que no tiene por qué interferir en la interesante y útil existencia del blog de Overa Viva, podría tener interés la creación de una revista periódica (semestral, por ejemplo, o anual) en papel, con pocas secciones, editada con cargo a subvenciones provenientes de la Diputación Provincial o de nuestro Ayuntamiento, incluso editada por alguna de estas dos instituciones, que podrían ser algo así como estas:

a)     De actualidad general, y especialmente económica, social y laboral, orientada a dar consejo en estos ámbitos de la actividad humana.

b)    Recreativa gráfico-humorística, con la finalidad de procurar el acercamiento a la revista,  de las capas más jóvenes del vecindario.

c)     Literaria (narrativa y versificada; incluyendo la epistolar artística o no, y en este último caso, de cartas reales cuyos destinatarios y remitentes no tengan inconveniente en publicar, y especialmente de tiempos bien lejanos –de la época actual habría pocas, supongo.

d)    Biográfica,  de personas, personajes o personalidades destacados de Overa, a lo largo del tiempo, que sirvan de modelo a las generaciones siguientes.

e)     Un apartado de pequeños proyectos ejecutables con poco esfuerzo y colaboración vecinal;  es decir,  ayuda del género que sea a cualquier vecino que la necesite. Esto lo coordinaría un comité de personas buenas.

 
        De igual manera sería buena cosa la creación de un modesto archivo documental  de estudios estadísticos demográficos, económicos, de instrucción o migratorios, que, tomando como base el presente blog, incorporara un conjunto de otros documentos escritos, fotográficos o de otro género, complementado por la biblioteca,  con el fin de disponer de una base de datos útiles para cualquier persona con interés en el estudio de temas locales de Overa. Para ello podría hacerse uso de los documentos existente en otros archivos alusivos a Overa, así como de trabajos de investigación meritorios como, por ejemplo,  la tesis doctoral de Dolores Pérez Cuadrado “Condiciones  de vida de la población almeriense”.
 
Sería seguramente de interés la celebración de una jornada bimensual de coloquio, sobre tema específico, con invitación de expertos en distintos campos de la actividad agroindustrial, cultural, económica, etc., cuyo contenido se incorporaría a la mencionada revista semestral o anual, instruyendo a los interesados y promocionando a quien lo deseara, con vistas a la ocupación laboral.
 
Productos tradicionales del pago de Overa. Cuando era un vergel.

 
6. ACTIVIDADES DEPORTIVAS, GASTRÓNOMICAS....-
 
              La ocupación del ocio de los vecinos en cuanto a la práctica de deporte se refiere exigiría habilitar por parte del Ayuntamiento algún otro espacio deportivo destinado a la construcción de un  par de pistas de tenis en las que poder organizar torneos de este deporte tan saludable. Igualmente saludable sería una competición permanente de ajedrez, simultaneada con otros “deportes de mesa” más arraigados como el dominó, la brisca, o el truco.

 
       Del mismo modo, merecería la pena celebrar una jornada anual gastronómica con productos de la tierra, y de degustación de vino, al margen de la que en fiestas pueda organizarse, con aportación de platos típicos y vinos de producción local por parte de los vecinos que así lo tengan a bien.

 

       En cuanto a la seguridad ciudadana, procedería una reclamación al Ayuntamiento de que en locales anexos a alguno de los salones sociales de Overa presten servicio al menos unas horas al día números de la policía local, que disuadirían probablemente con su mera presencia,  de la comisión de fechorías a delincuentes.



Una casa hecha con todo el capricho... proyecto muy querido por Salvador.
             
 
3. PEQUEÑA BIOGRAFÍA, GUSTOS Y DESEOS.-
           Nací en Overa. En el año 1948.

          Estudié en la Escuela Unitaria de El Pilar, hasta los nueve años. El Bachillerato Elemental y el Superior lo estudié en el Instituto Cura Valera, de Huércal-Overa. Hice Magisterio en Almería. Me licencié en Filología Hispánica en la Universidad de Granada. Me licencié en Derecho en la Universidad de Almería.

         He ejercido como maestro durante un buen número de años; también como profesor titular de Instituto otros cuantos. Actualmente soy abogado colegiado en el Ilustre Colegio de Abogados de Almería.

         He militado en el sindicato Comisiones Obreras. También milité, tiempo atrás, en el Partido Comunista y en Izquierda Unida.

        Me interesa y me preocupa mucho la situación política, social, laboral y económica de España. Y particularmente, el desempleo entre la gente joven.

        Procuro no perder mucho el tiempo, sino sacarle partido al tiempo libre. Parte del cual ocupo en el cultivo de una viña que ya me da buen vino. He practicado unos años la alfarería cerámica.

        Leo, y sigo la actualidad de nuestro país con el interés de un ciudadano responsable.

        Me gusta pasear y disfrutar del paisaje y de mi familia. Aprecio la conversación amena de las personas que saben escuchar, y no dogmatizan.






La Sierrecica uno de los lugares idílicos de Salvador.


- ¿Qué lugar de Overa recuerdas con más cariño de tu infancia.?

          Sin duda, el entorno del salón de la escuela donde aprendí mis primeras letras y jugué al fútbol con mis amigos; y a mil cosas más, con amigos y amigas, en los recreos y tiempo libre.


- ¿A qué lugares de Overa llevarías a unos amigos que no la conocieran?

          Al río y sus aledaños, en mejor momento que el actual, de los ciclos climáticos que solemos padecer-disfrutar.


- ¿Dónde te harías una casa para vivir en Overa?

         Siempre soñé con tener una en la Sierrecica, donde se puede oír el sonido más puro de la Naturaleza; os lo aseguro.



- ¿Con cuál tradición o costumbre de Overa te sientes más identificado?

         Con la época de la tradicional matanza, y de la elaboración de las delicias de repostería de Pascua, las típicas de la Navidad de épocas pasadas, cociéndolas al aroma indescriptible del horno de leña.







La repostería casera de Navidad, un deleite para Salvador

 

- ¿Qué comida o bebida de Overa es tu preferida?

          Las "pelotas" de harina de maíz panizo; y de postre, los calostros de leche de cabra (cocidos, claro).
Pelotas de harina de panizo


-¿Cuál es tu deseo más sentido para el Futuro de Overa?

          Que mejoren las condiciones económicas y laborales de sus vecinos; pero que nadie pierda el tiempo esperando a que otros vengan a resolver sus problemas.

Salvador Navarro y su familia.